Cochinillo asado a domicilio

Tel:  910 883 205  –  674 733 452 ( de L a S de 09:00 a 19:00 )

Entregas en 24 horas en la península, de Lunes a Sábado y antes de las 13:30  

Cochinillo asado receta tradicional y llena de historia

Cochinillo asado receta, un placer único y lleno de historia

A la hora de quedar bien en una comida con nuestros familiares o amigos existen platos que no requieren muchos ingredientes, como el cochinillo asado receta tradicional pero que siempre gusta a todos.

En MORALON, al dedicarnos a la venta de cochinillo asado a domicilio, sabemos mucho de comidas tradicionales ricas y sencillas, pero absolutamente deliciosas.

Por eso hoy queremos contarte cómo realizar una de esas recetas que harán que disfrutes de un plato típico de la cocina castellana, el cochinillo asado receta fácil y deliciosa que estamos seguros de que a todos os encantará.

¿Cuál es la historia del cochinillo asado?

Antes de explicarte esta exquisita receta queremos que conozcas un poco de su historia.

El cochinillo asado, también conocido como lechón asado o tostón asado, es uno de los grandes legados que nos dejó la invasión romana de la península Ibérica.

Cochinillo asado receta de los romanos

Años después, durante el siglo XVII, volvió hacerse popular el cochinillo asado receta sencilla pero muy apreciada que se cocinaba en las tabernas de todas las tierras castellanas. Este delicioso plato se lo ofrecían a los viajantes que se dirigían a la Corte.

Fue muchos años después, en el siglo XX, cuando muchas comarcas empezaron a utilizar el cochinillo asado, receta que puede ser sencilla en su elaboración, pero es muy llamativa para el paladar y un gran reclamo en el sector turístico.

El cochinillo asado receta que posee una gran calidad nutricional

Para empezar debes saber que la parte más importante para tener un plato bien hecho y de excelente sabor es la compra de los productos o de los ingredientes, en este caso, del cochinillo.

Por lo general, a la hora de comprar el cochinillo fíjate bien que tenga un color beige rosado, indicador de su buena alimentación. Esta, para ser óptima, debe ser solo de leche materna, si lo que compras es un cochinillo lechón, que son sin duda los más deliciosos. Pero si compras un cochinillo algo más adulto, su alimentación será sobre todo a base de cereales como la cebada y el trigo. Esta alimentación natural también te garantizará una carne tierna y jugosa para el asado, aunque no tanta como la del cochinillo lechón. Si te hablan al comprarlo de tostón, debes saber que tostón es sinónimo también de cochinillo. Cochinillo, lechón y tostón, aunque tengan alguna pequeña diferencia alimenticia como ya hemos explicado, son en sí lo mismo, un cerdito pequeño.

Para triunfar al máximo con tu cochinillo asado receta que a todos os encantará si está bien realizada, debes procurar que tenga finalmente una textura crujiente por fuera y tierna y jugosa por dentro. Si el cochinillo es como debe ser, con no más de 3 semanas desde que nació, será perfecto y su sabor absolutamente delicioso.

El cochinillo asado receta de gran calidad nutricional

El cochinillo asado es una receta muy valorada por su bajo contenido en colesterol y grasas saturadas. Es un plato típico en las celebraciones familiares, junto con el cordero asado, ambos típicos de la gastronomía popular castellana.

Al igual que ocurre con el cordero, la carne del cochinillo tiene muy buenas propiedades. Se puede considerar una carne rica en proteínas, riboflavina, vitamina B6 y B2, tiamina, magnesio, hierro, potasio y zinc.

El cochinillo asado tiene un 75% de grasa y un 25% de proteínas, con unas 286 calorías por cada 100 gramos. Todo esto hace que sea una carne fácil de digerir, que regula la actividad hormonal y ayuda a nuestro sistema inmunológico. Además, la tiamina nos ayuda asimilar mejor los hidratos de carbono.

De todas formas, tenemos que recordar que al igual que otro tipo de carnes no es recomendable abusar de ella. Sobre todo si se tiene un elevado índice de triglicéridos.

Como bien se dice: todo siempre en su justa medida.

Una receta también ideal para celebraciones

Comer un buen cochinillo asado en cualquier celebración hará de esta algo aún más inolvidable. La manera de realizar un exquisito cochinillo asado es diferente dependiendo de la provincia, en algunos sitios se realiza simplemente con agua y sal, pero en otras hay tendencia a macerar, adobar o condimentarlo con especias.

Si quieres que el cochinillo tenga una textura más crujiente a la hora de prepararlo, puedes comprarlo ya escaldado, algo muy típico sobre todo en la zona de Salamanca.

Ahora que ya conoces más sobre el cochinillo asado, ha llegado la hora de aprender cómo elaborarlo a la perfección.

Cochinillo asado receta tradicional

Ingredientes

  • Un cochinillo, idealmente lechal (de no más de tres semanas y de unos 4-5 kg)
  • Manteca de cerdo
  • Un vaso de agua
  • Sal

Elaboración

Paso 1

Lo primero que deberás hacer es precalentar el horno a unos 180 grados

Paso 2

Unta un poco la superficie del cochinillo con manteca y sal gorda. Sobre todo pon una buena cantidad en el interior, donde se encuentran las costillas, para que se pueda asar bien.

Una vez que lo tengas untado es el momento de ponerlo sobre una cazuela de barro. Primeramente lo pondrás boca abajo, es decir, la parte de la corteza deberá tocar el fondo de la cazuela.

Añade un vaso de agua en la bandeja del horno y coloca la bandeja con tu cochinillo encima.

Si el horno ya está caliente, mete el cochinillo durante 1 hora y media. Durante ese tiempo el cochinillo irá soltando su jugo. Si observas que la bandeja se queda sin agua añádele un poco más.

Es importante que el agua no tenga contacto con el cochinillo para que se pueda elaborar mejor con el vapor.

Paso 3

Una vez pasada la hora y media, sácalo del horno y le das la vuelta, dejando esta vez la piel ya hacia arriba. Gíralo agarrándolo por el morro y con un trapo humedecido y ten mucho cuidado de no quemarte.

Cochinillo asado receta deliciosa

Ahora que lo tienes con la piel hacia arriba, pincha la piel con una puntilla por varios sitios para que pueda evaporar el agua absorbida. Este truco hará que el cochinillo quede más crujiente.

Paso 4

Mételo otra vez en el horno y déjalo otra hora y media.

Paso 5

En los últimos 10 minutos dale la vuelta y sube la temperatura a 220 grados, no olvidándote de vigilarlo para que no se queme.

¡Prepárate para triunfar!

Recuerda servirlo recién salido del horno y colócalo en la mesa sobre la misma fuente de barro que lo has asado.  Este cochinillo asado receta tradicional lo puedes acompañar con patatas o con una buena ensalada.

Para que tenga ese brillo perfecto, pinta la piel al final con la propia salsa del cochinillo. La salsa puedes servirla en una fuente aparte para que los comensales se sirvan la que quieran. Comprobarás que la salsa que te ha quedado es también un manjar delicioso para mojar pan.

Esta receta tradicional te hará triunfar con total seguridad. Y no olvides que en MORALON podemos enviarte en 24 horasel mejor cochinillo lechal, ya asado y al punto perfecto. Así, cuando lo recibas en tu casa solo tendrás que abrirlo, calentarlo media hora en tu horno y disfrutarlo como en el mejor asador.

¡Un placer absolutamente incomparable!

Deja un comentario

Comentarios recientes

¡Recibe nuestros artículos y novedades!