Cochinillo asado a domicilio

Tel: (+34) 664 126 677 ( de Lunes a Sábado de 09:00 a 19:00 )

Entregas en 24 horas en la península, de Lunes a Sábado y antes de las 13:30  

MORALON - Diferencias entre un cerdo y un cochinillo

Diferencias entre un cerdo y un cochinillo

Un cochinillo obviamente es un cerdo, pero no son iguales a efectos de su consumo; por ello queremos explicar bien cuáles son las diferencias entre un cerdo y un cochinillo.

Y es que en MORALON, al dedicarnos desde hace mucho tiempo a la venta de cochinillo asado a domicilio, sabemos lógicamente de lo que estamos hablando.

¿Cuáles son las diferencias entre un cerdo y un cochinillo?

 

Cuando un cerdito deja de alimentarse con la leche de su madre, es cuando se le asigna ya el nombre de cochinillo. Anteriormente se le denominaba lechón o cochinillo lechal, por su alimentación exclusiva a base de leche materna.

Cuáles son las diferencias entre un cerdo y un cochinillo

Hasta los 22 días de vida como mucho el cochinillo es lechón, pero después ya es cochinillo. Y este nuevo estado se mantiene aproximadamente hasta los dos años y al alcanzar un peso de máximo 23 kilos. En cuanto un lechón deja de ingerir la leche de su madre, por tanto, recibe ya  el nombre de cochinillo.

¿Cuándo a los cochinillos se les denomina cerdos?

 

Una vez pasado ese umbral de los dos años y un peso máximo de unos 23 kilos, es cuando al cochinillo se le denomina ya cerdo. A partir de ese momento, el cerdo come vegetales y también carne, por lo que es totalmente omnívoro. De hecho, los cerdos pueden comer prácticamente de todo, por ello antiguamente se les alimentaba en muchos casos  con los restos de la comida de los propietarios de las granjas.

Obviamente, hoy esto ha cambiado, y en las granjas porcinas dedicadas a la crianza de cerdos para su consumo su alimentación se basa en piensos fundamentalmente.

Las diferencias entre un cerdo y un cochinillo

Los cerdos comen mucho, por ello su peso puede llegar a ser muy elevado, hasta los 120 kilos o aún mucho más. Esto por supuesto depende de su raza, de cómo se les alimenta y de su propio desarrollo. Y es que al igual que sucede con nosotros, hay animales genéticamente más grandes y otros no tanto.

Las diferencias entre un cerdo y un cochinillo, entonces, se da por la edad y el peso que alcanzan. Ya hemos explicado que el cambio se produce por lo general a los dos años aproximadamente y superando un peso de unos 23 kilos.

¿Los diferentes nombres determinan también las diferencias entre un cerdo y un cochinillo?

 

A los cerdos se les denomina de muchas maneras. Todos hemos escuchado muchas de ellas, tales como gorrino, cochino, verraco, cocha o gocha…, hay diversas denominaciones. Y estas denominaciones influyen por supuesto en las diferencias entre un cerdo y un cochinillo.

Por ejemplo, a los cerdos se les llama gorrinos cuando tienen menos de cuatro meses de vida. Asimismo, el nombre de cochino se utiliza para referirse a los cerdos que se cebaron (engordaron) para su matanza. El nombre de verraco se dedica a aquellos cerdos utilizados para la reproducción de otros cerdos. Y el nombre de cocha o de gocha se utiliza para denominar a las hembras de los cerdos.

En cada país y lugar se pueden utilizar otras denominaciones, pero estas que hemos indicado son generalmente las más utilizadas.

¿Cuál es el mejor tipo de cerdo para realizar el cochinillo asado?

 

Lo normal para elaborar un buen cochinillo asado es utilizar lechones o cochinillos de leche, es decir, los cerditos alimentados con leche materna.

Diferencias entre un cerdo y un cochinillo lechón

Estos lechones se sacrifican cuando tienen como mucho tres semanas de vida, un máximo de 22 días. Y en ese momento su peso suele oscilar entre los 3,5 y los 6,5 kilos.

Debido a que el lechón se ha alimentado solamente con la leche de la madre su carne es muy suave y sabrosa, ¡un auténtico manjar! Pero no solo es necesario que el cerdito se alimente de leche materna, sino que esta sea también de la mejor calidad.

Es por ello que a las cerdas se les proporciona la mejor alimentación posible a base de cereales de calidad. Y por ello su producción de leche resulta ideal para que después la carne del cochinillo sea tan exquisita. 

¿Al comerlos se notan las diferencias entre un cerdo y un cochinillo?

 

Por supuesto que sí. Y es que no solo se diferencian por su sabor y suavidad, sino que su preparación y presentación también son diferentes.

Los cochinillos, al ser mucho más pequeños, se presentan en una sola pieza o por cuartos, que los diferencian claramente. Sin embargo, a los cerdos adultos se les despieza por su gran tamaño, y por ello su presentación final es muy distinta.

Lo que más hace las diferencias entre un cerdo y un cochinillo a la hora de degustarlos es la suavidad de su carne. La carne de cerdo adulto es más dura y no tan sabrosa como la de un buen cochinillo. En estos últimos su carne casi se deshace en la boca, es sabrosísima y su piel mucho más fina y fácil de digerir.

Todos los que disfrutamos a menudo de un buen cochinillo asado sabemos que su crujiente piel es un auténtico manjar. Y que su carne, con un suave aroma, esponjosa y deliciosa, es mucho mejor y más agradable que la de un cerdo adulto.

Si deseas disfrutar de un buen cochinillo, exige siempre la máxima calidad

 

Tanto si lo degustas en un buen asador como si lo compras en una carnicería para asarlo en tu casa, pide siempre la máxima calidad.

En los mejores asadores esta es intrínseca a todos sus productos, pero en una carnicería deberás exigir que sea la mejor carne de cochinillo posible. Y es que si la carne no es de la mejor calidad, el resultado final lógicamente nunca podrá ser el mejor.

Esperamos que hayamos sabido explicarte bien y tú comprender perfectamente las diferencias entre un cerdo y un cochinillo. Ambas carnes, cuando son de calidad, son exquisitas, pero mucho más aún la de un buen cochinillo lechón o lechal.

Y si quieres disfrutar de la forma más fácil de la mejor calidad en cochinillo, con nuestro cochinillo asado a domicilio lo conseguirás.

Ya que se asan en asadores de Aranda de Duero y los enviamos al vacío en solo 24 horas, con todas las garantías de calidad y satisfacción. Gracias a ello podrás disfrutar en tu hogar del mejor cochinillo asado siempre que quieras, exactamente igual que en el mejor asador. 

¡Un placer absolutamente incomparable y que a todos os encantará!

Deja un comentario

Comentarios recientes

¡Recibe nuestros artículos y novedades!